Kicillof ganó "la madre de todas las batallas"

Lunes, 12 de Agosto de 2019

  • kicillof-2

Con el 87% de las mesas escrutadas, el candidato del Frente de Todos Axel Kicillof obtenía el 49% de los votos contra el 32% para la gobernadora y candidata de Juntos por el Cambio. El ex ministro de Economía cosechaba 4.224.829 votos y la gobernadora 2.801.493 sufragios

Axel Kicillof se impuso anoche por más de 16 puntos a la gobernadora María Eugenia Vidal, que sufrió una derrota 

En total, el ex ministro de Economía cosechaba 4.224.829 votos y la gobernadora 2.801.493 sufragios. En tercer lugar quedó Eduardo “Bali” Bucca, el candidato de Consenso Federal, con 5,8% (499.229 sufragios) y Christian Castillo del Frente de Izquierda con 3,2% (278.231 votos).

Poco antes de las 22 horas y cuando aún no se habían publicado los datos oficiales, en el entorno de Vidal comenzaron a admitir que la diferencia con Kicillof superaba el 10% y que el resultado era "muy malo". Después llegó la confirmación de Mauricio Macri en Costa Salguero, con la gobernadora a su lado a quien felicitó "por su esfuerzo". Vidal, claramente turbada, solo guardó silencio.

 

La batalla en Buenos Aires es clave : con más de 12 millones y medio de electores y concentra el 37% del padrón electoral. La suerte de Vidal venía condicionada por la imagen negativa de Macri  

El Frente de Todos superó ampliamente las expectativas del oficialismo y de la oposición: Kicillof ganó 56 a 25 en el tercer cordón del Conurbano y 48 a 32 en la primera sección electoral, donde Cambiemos se ilusionaba con una "elección pareja" para poder mantener las chances de la reelección de la gobernadora.

En Quilmes, donde gobierna Cambiemos de la mano de Martiniano Molina, Kicillof le ganó a la gobernadora por 52 a 30 puntos, mientras que en Lanús -donde el intendente es Néstor Grindetti- triunfó por 51 a 31. En La Matanza, el distrito de la candidata a vicegobernadora de "Todos", Verónica Magario, Vidal perdió por 40 puntos, 21 a 61.

En los centros urbanos del interior, Vidal tampoco logró cumplir con el objetivo porque el Frente de Todos acortó la diferencia de años anteriores y hasta ganó en lugares impensados como La Plata -43 a 37- donde hoy gobierna Cambiemos. En Mar del Plata, el segundo distrito en número de electores a nivel provincial, Kicillof quedó apenas 2 puntos abajo de Vidal -38 a 40-, mientras que en Bahía Blanca, Vidal ganó 45 a 34..

"Es un día lleno de felicidad y emoción porque ustedes saben que esta ha sido una campaña muy desigual", dijo exultante en el arranque de su discurso Kicillof, un rato antes de la medianoche con el conteo provisorio muy avanzado. "Lo importante y lo que me llena de orgullo es que en esta campaña no se gastaron millones para publicidad", remarcó para mostrar el contraste con su competidora.

El diputado nacional aseguró que la campaña se hizo “de abajo hacia arriba" y agradeció, en ese sentido, a "todos los compañeros de las organizaciones, sindicatos, clubes de barrio, sociedades de fomento, agrupaciones, partidos" que apoyaron al frente electoral. También se refirió a los candidatos presidenciales, Alberto Fernández y Cristina Kirchner, y a Magario, su compañera de fórmula, a quien definió como "incansable e inclaudicable", para terminar con un gracias extensivo a todos los intendentes peronistas que se encolumnaron detrás de su candidatura.

Kicillof aseguró que "este triunfo significa que la mayoría quiere una provincia distinta, con otras prioridades, que la mayoría quiere poner a la provincia en marcha" y agradeció a los bonaerenses por abrirle la puerta de su casa. “Escuchamos a la gente contarnos los mismos problemas: el sueldo no me alcanza, no puedo pagar las tarifas, y cómo no si en estos tres años y medio donde antes había un problema ahora hay tres, cuatro o cinco problemas”, apuntó pero celebró que “no bajaran los brazos”.

Finalmente Kicillof llamó a construir un gobierno con todos los sectores y consideró que a la Provincia “le falta un gobierno que se ponga a trabajar, le falta decisión política, apuntar para otro lado y en otro rumbo”. “Necesitamos a absolutamente todos porque queremos construir una provincia con todos”, cerró.