A tres meses de la tragedia de la Escuela 49

Sábado, 3 de Noviembre de 2018

  • 20180903205022marchaescuela49moreno1

El Frente de Unidad Docente Bonaerense convocó a una jornada de lucha ayer en toda la provincia en contra de “la desidia y el abandono del gobierno provincial”, responsable de la muerte de Sandra y Rubén. “Marchamos recordando con mucha emoción a Sandra y a Rubén, quienes nos fueron arrebatados por la desidia del Estado, exigimos justicia para ellos”, sostuvo Bibiana Giglio, dirigente de Suteba.

La comunidad educativa marchó por las calles de Moreno para recordar a Sandra Calamante y Rubén Rodríguez, la vicedirectora y el portero de la Escuela N° 49 "Nicolás Avellaneda", y pedir justicia al cumplirse tres meses de la trágica explosión en la que ambos perdieron la vida.

El homenaje arrancó con un "sirenazo" y suelta de globos negros a las 8:06 de la mañana, el horario en que se produjo la explosión en la escuela 49 el 2 de agosto pasado.

Luego, más de 20 mil personas -dirigentes gremiales, docentes, alumnos, padres, directivos- se movilizaron desde la Plaza Fuentealba de Moreno hasta la puerta de la 49,  donde hablaron compañeros de los docentes fallecidos y también dirigentes gremiales. "En estos días de lucha y dolor, vamos a quedarnos con su compromiso, Sandra con su orquesta, Rubén con su carpintería, los dos preocupados por la trayectoria escolar de sus alumnos", dijo Cecilia, docente de la escuela. Mientras que Marcela, también maestra, dijo que cuando la escuela abrió sus puertas el martes "se pudieron ver las sonrisas de los niños y sus padres y madres, y con ellos, entraron Sandra y Rubén, porque en cada uno de ellos, había alegría".

Por su parte, la presidenta de la FEB, Mirta Petrocini, sostuvo que la tragedia "pudo evitarse". "Lucha, gracias y justicia. Esas son las tres palabras que resumen la jornada de hoy y que los docentes de carne y hueso, que no salen en los medios, utilizaron para contar la realidad que el Gobierno elige ignorar", dijo. 

"Este es el año más penoso y triste que viví como docente y representante de los docentes. Esta tragedia pudo evitarse si escuchaban nuestros reclamos, pero nos respondieron con rejas en la cara en la Gobernación y en la cartera educativa".

De SUTEBA Roberto Baradel, remarcó que el gobierno provincial aún está en falta. “Estamos acá para recordar a Sandra y Rubén y hacerles un homenaje pero también para denunciar que el gobierno no está haciendo lo que debe, convertir las escuelas en lugares seguros y por eso vamos a seguir luchando", dijo.

En el resto de los distritos de la provincia, también a las 8.06 de la mañana, hubo un "campanazo" y una marcha a cada Jefatura Distrital de la Dirección General de Cultura y Educación para pedir que se cumplan los 12 puntos para que las escuelas "sean un lugar seguro". Tener agua potable, instalaciones eléctricas legalizadas, construcción edilicia segura, instalación de gas legalizada, instalaciones sanitarias suficientes, iluminación y ventilación adecuadas, planes de emergencia ígnea y química.