Los gobernadores se reunieron para reclamar lo que le corresponde a sus provincias

Miércoles, 21 de Agosto de 2019

  • reunion-gobernadores

Después de las medidas que tomó el Ejecutivo de rebajar el IVA en los alimentos y subir la base imponible de ganancias, los gobernadores rápidamente se convocaron en una reunión en el Consejo Federal de Inversiones. Emitieron un documento en el que reclaman fondos que compensen las arcas provinciales y critican la falta de “constitucionalidad” y la falta de consulta. También evaluaron ir a la Justicia.

Según resaltaron los mandatarios la medida fue inconsulta. Incluso, algunos evaluaron que “el manotazo de ahogado” para paliar la crisis económica que desató la corrida cambiaria, fue propio de un dirigente enojado con su electorado, pero también con las provincias, en donde perdió en todas, salvo en Córdoba.

Schiaretti fue el único peronista que no asistió, y envió a su ministro de Economía, Osvaldo Giordano, que se tuvo que repartir entre la reunión de gobernadores  y la de ministros de Economía que se realizó de manera simultánea.

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey criticó la falta de consulta por parte del gobierno. “Después de tres años y 9 de diálogo no amerita que nos enteramos por los medios”, señaló en diálogo con los periodistas. Es que los gobernadores se vieron en la disyuntiva de apoyar medidas "alivio" para la población ante la crisis generalizada, pero tienen la obligación de defender los recursos que por ley les corresponden. En tanto, el gobernador pampeano Jorge Verna, destacó que "tienen que reponer el dinero que nos sacan". "Estamos abiertos al diálogo. Pero si no tenemos respuestas, el lunes al mediodía vamos a ir las diecinueve provincias que firmamos el documento para presentar un recurso de amparo. No para que le saquen la plata a la gente, sino para que se pague con dinero del Estado Nacional", aseguró al terminar el encuentro el gobernador Verna.

Reclaman que el gobierno los convoque y les proponga medidas paliativas para las financias provinciales. La exigencia es una compensación monetaria. Si esto no ocurriera llevará adelante presentaciones judiciales a través de los fiscales de Estado de cada una de las provincias para lograr una cautelar que frene la confiscación de los recursos.

“Estamos en grave peligro de no poder afrontar nuestros gastos corrientes, el cumplimiento de nuestras obligaciones salariales, la prestación de servicios esenciales y la preservación de la paz social”, señalaron en el texto. “No podemos permitir que se apropien de los recursos provinciales por parte del Estado Nacional solo por el justificativo de intentar atemperar las consecuencias perjudiciales precisamente de sus propias y malas políticas económicas y financieras de las cuales los estados provinciales no tienen ninguna responsabilidad”, dice el texto.

El primero en llegar fue el tucumano Juan Manzur,uno de los mandatarios que trabaja mano a mano con el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández. Se sumaron el santiagueño Gerardo Zamora, Gildo Insfrán (Formosa); Lucía Corpacci (Catamarca); Sergio Casas (La Rioja); Alberto Rodríguez Saá (San Luis); Domingo Peppo (Chaco), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Gustavo Bordet (Entre Ríos). También estuvo el socialista Miguel Lifschitz (Santa Fe); Hugo Passalacqua (Misiones) y los ya nombrados Alberto Weretilneck de Río Negro y Omar Gutiérrez del Movimiento Popular Neuquino. Mariano Arcione de Chubut, provincia que atraviesa una gran crisis social y económica, prefirió no hablar con los periodistas.

Los oficialistas

En tanto, los gobernadores oficialistas concurrieron a la Quinta de Olivos para mostrar su apoyo al gobierno nacional. Si bien son pocos, no lograron asistencia perfecta. Fue María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Gerardo Morales de Jujuy y Gustavo Valdés de Corrientes.No estuvo Alfredo Cornejo, de Mendoza. Los anfitriones fueron el propio Macri, Miguel Pichetto y Rogelio Frigerio. No hubo ninguna comunicación oficial posterior.