Leyes prioritarias para el nuevo gobierno

Domingo, 24 de Noviembre de 2019

  • palacio-del-congreso-1-7-1382533542

El nuevo gobierno está dispuesto a tratar desde mediados de diciembre y hasta fines de enero, en sesiones extraordinarias, una serie de leyes en el Congreso que tienen que ver con la cobertura social y la reactivación económica.

La Ley de Góndolas y la Ley de Alquileres que obtuvieron la aprobación de diputados esta semana serán parte de la agenda y deberán ser tratadas por el Senado para convertirse en ley. En la misma situación está la creación del Fondo Nacional para Defensas que, impulsada por Agustín Rossi, obtuvo media sanción él último miércoles.
En ese paquete estarían incluidas la creación del Consejo de Seguridad, la del Consejo Económico y Social, la norma que establece las herramientas para llevar a cabo el plan contra el hambre, la ley de promoción de hidrocarburos, la ley de ministerios, y la ley de emergencia económica.
Una de las normas es la que regula la extracción de hidrocarburos, diseñada a medida de Vaca Muerta. Si bien hay consenso en la necesidad de establecer un marco normativo que sea atractivo para los inversores, los criterios sobre el contenido del proyecto aún no lograron ser consensuados. La estabilidad fiscal y una especie de seguro de cambio que minimice el riesgo para los capitales que ingresen a Vaca Muerta son dos de los puntos en discusión.
En tanto los proyectos que crean el Consejo Económico y Social y el de Seguridad no representan un desafío en cuanto a la técnica parlamentaria, pero sí en cuanto a la consolidación de un consenso que se condiga con el espíritu de ambas iniciativas. Estas serán las primeras pruebas de muñeca parlamentaria a las que se deberán enfrentar Sergio Massa, como titular de la Cámara, y Máximo Kirchner como presidente del bloque del Frente de Todos.
El factor Cristina no pasa desapercibido. Los bloques que fracturó en 2017 con su retorno al Parlamento los vuelve a unir con su regreso al poder. Con bloque único en ambas cámaras el FdT tendrá mayoría en el Senado bajo la tutela del formoseño José Mayans y quedará a 19 diputados de la mayoría en la Cámara Baja. Para lograr los 129 necesarios el futuro bloque oficialista contará con diez aliados que en principio serán permanentes: los siete del Frente Cívico por Santiago y los tres de Frente por la Concordia misionero. Los nueve restantes los tendrá que conseguir entre los siete de Consenso Federal, los tres del peronismo puntano y otros bloques provinciales. Las negociaciones con el sector que se presenta como más dialoguista dentro de Cambiemos no será vital.
La advertencia de Mauricio Macri sobre que Cambiemos no votará las leyes que se pongan a discusión en extraordinarias a libro cerrado tiene sin cuidado a los referentes del FdT. Hoy por hoy sus votos no son necesarios.
Por otra parte, las normas que a priori generan más consenso son las que tienen que ver con el plan contra el hambre. Salvo la izquierda que casi seguramente se abstendrá, el resto del arco político está dispuesto a acompañar el paquete de medidas que se enmarquen dentro de esa decisión de gobierno.