Asuncion de Fernandez - Bolsonaro dice que tampoco manda a su vice

Jueves, 7 de Noviembre de 2019

  • bolsonaro-mourao-100-dias-evaristo-sa-afp-660x372
  • bolsonaro2

Lo que parecía un gesto de distensión de cara a la compleja relación bilateral que se viene entre Alberto Fernández y Jair Bolsonaro quedó en la nada. El brasileño aclaró que tampoco mandará a su vicepresidente, Hamilton Mourao, a la asunción del argentino, como había trascendido desde el entorno del presidente electo.

Menos de 24 horas duró el trascendido de que el poderoso militar Mourao sería el encargado de representar a Brasil en la ceremonia de asunción de Fernández, el próximo 10 de diciembre.

La vocera del Palacio del Planalto, Elane Cajazeira, hizo saber a los periodistas argentinos en Brasil que una vez que se reciba la invitación oficial Bolsonaro "designará un ministro como su representante" pero "no será el vicepresidente" el encargado de viajar. Esto implica a las claras que Brasilia le resta importancia al acto.

Se especula que el encargado de asistir a la jura de Fernández podría ser el ministro de Economía, Paulo Guedes, un feroz crítico del Mercosur y que en su momento dijo que Argentina no era "prioridad". El otro candidato es el canciller  Ernesto Araújo, aunque éste fue durísimo con la elección de Alberto y aseguró que "las fuerzas del mal están festejando".

Bolsonaro manda a su vice militar a la asunción de Alberto

El cambio se da en medio de la serie de cortocircuitos que vienen marcando el vínculo entre Bolsonaro y Fernández desde el triunfo del peronista en las primarias de agosto. El brasileño se negó a felicitarlo y avisó que no vendría a la asunción, con lo que rompe una tradición y da una pauta de lo compleja que será la relación.

Ese tono parecía haber cambiado después de la llamada de Donald Trump a Fernández, lo que dio lugar a unas declaraciones menos confrontativas de Bolsonaro y a la supuesta decisión de mandar a Mourao, que suele tener una posición más diplomática que su superior en materia de relaciones internacionales. De hecho, había pedido mantener "una relación positiva" con Argentina.

Pero la desmentida del viaje de Mourao es una muestra que la distensión no es tal. Sumado al episodio de esta mañana cuando Bolsonaro festejó por Twitter que tres empresas multinacionales se iban de Argentina. Luego fue desmentido y borró su tuit.