La Banca de la Mujer del Senado pidió "una Justicia que investigue"

Domingo, 24 de Noviembre de 2019

  • banca-de-mujer

Luego de la denuncia de abuso sexual contra el senador Alperovich la Comisión Banca de la Mujer del Senado de la Nación manifestó su postura frente a “situaciones que vulneran la integridad de las mujeres y avasallan nuestros derechos”.

La Banca de la Mujer del Senado, que encabeza la senadora del PJ por La Pampa Norma Durango, “Una vez más nos ponemos de pie para hacer oír nuestra voz. Nos solidarizamos con las mujeres que han sido abusadas o acosadas, dentro y fuera de este Senado”, comienza el texto de la comisión que integran las senadoras de diversos bloques políticos.
“Nosotras nos revelamos contra la violencia sexual y la muerte de miles de mujeres y niñas. Asistimos conmovidas al relato de todas aquellas mujeres que están hablando de sus vidas, de sus dolores, de años de opresión en primera persona, poniéndole el cuerpo y palabra en todos los ámbitos, a relaciones de poder donde la supremacía del varón marca y somete; denigra y cosifica; vulnera y ultraja. Ya no nos callamos más, gritamos todas, y las historias se multiplican”, continúa el texto.
Conforme a lo establecido en el Protocolo, se desafectó a la trabajadora de donde presta servicio para su protección y se dispuso el traslado a la órbita de la Secretaría Parlamentaria. Además, no prestará servicios presenciales en el Senado hasta nuevo aviso para preservarla.
El texto en cuestión también interpeló “a los varones para que reflexionen sobre sus actitudes y masculinidades”. “Lo dijimos antes y lo reiteramos hoy: deben revisar sus masculinidades y sobre todo hacerse cargo, entendiendo de una vez y para siempre que hay una era que se terminó, una forma inadmisible, intolerable de tratarnos que antes era individual y hoy es colectiva, que antes era personal y hoy es política”, sentenciaron.

 

Además, pidieron una “Justicia que investigue y juzgue con celeridad la gravedad de estos hechos” y apelaron a los medios de comunicación para que “asuman el compromiso de realizar abordajes que sean serios y respetuosos de las mujeres en situación de violencia”.
La senadora radical Pamela Verasay publicó en redes que se aplicó el Protocolo de prevención de las violencias recientemente aprobado por el Congreso, tras lo cual la sobrina de Alperovich fue desafectada del área donde prestaba servicio "para su protección" y se dispuso su traslado a la órbita de la Secretaría Parlamentaria. "Además, no prestará servicios presenciales en el Senado hasta nuevo aviso para preservarla", aclaró.