Violencia para los trabajadores

Viernes, 22 de Febrero de 2019

  • cuadernazo
  • verdurazojpg100404408

En el cuadernazo organizado por los trabajadores de la cooperativa gráfica Mady Graf en los alrededores del Congreso el 20 de febrero hubo una violenta represión por parte de la policía de la ciudad que detuvo a 5 trabajadores ,dos de los cuales eran reporteros gráficos que cubrían la protesta. Pablo Barrientos de Revista cítrica y Bernardo Ávila de Página 12 quienes estuvieron demorados por varias horas.

El brutal ataque de los efectivos se produjo cuando los trabajadores comenzaban a liberar los carriles, por indicación de la Policía. “En ese momento la Policía avanzó contra los trabajadores que estaban dialogando de qué lado hacerlo. Antes de que se terminaran de poner de acuerdo, avanzan y detienen a un compañero de Página/12 que viene a cubrir la protesta”, denunció el diputado del FIT Nicolás del Caño, quien estaba acompañando la movilización en el Congreso.

“Los manifestantes mantenía un carril cortado y luego cortaron dos. Es ahí cuando se forma el cordón policial y cuando no acataron la orden de liberar un carril”, justificó el secretario de Justicia y Seguridad porteño, Macerlo D’Alessandro. Según el jefe de la Policía, el fotógrafo fue detenido por resistencia a la autoridad” junto a otras tres personas.El funcionario luego dijo estar al tanto de la detención del reportero gráfico y aclaró que por lo que se ve en las imágenes capturadas por otros manifestantes “el fotógrafo no estaba cometiendo una agresión”. En declaraciones a CrónicaTV, D’Alessandro aclaró que muchas veces las detenciones “se concretan porque viene un compañero y quiere evitar la detención de otro y eso se considera atentado y la resistencia a la autoridad”.Luego de más de once horas, los dos fotógrafos y los dos trabajadores de Madygraf detenidos ayer durante el "cuadernazo" organizado por la cooperativa gráfica en la zona del Congreso fueron liberados. Al salir, mostraron los numerosos golpes que recibieron durante la feroz represión de la Policía de la Ciudad.
Cabe recordar que ambos fotógrafos estuvieron cubriendo el "verdurazo" la semana anterior en Constitución. Ávila fue quien capturó una foto que se viralizó en la que se ve a una mujer mayor recogiendo berenjenas del piso mientras la Policía reprimía a integrantes de la Unión de Trabajadores de la Tierra.. "Si hubo un exceso y un actuar por fuera de lo que marca la norma le caeremos (al efectivo) con todo el peso de la ley. Pero si realmente el detenido es el autor de la agresión avalamos el accionar policial", justificó el secretario de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, quien también aseguró que las supuestas imágenes que los incriminarían "están y hablan por sí solas".
Los detenidos fueron trasladados primero a la comisaría 8 de Villa Lugano y, luego, a declarar a la Fiscalía número 17. Al ser aprehendidos, estuvieron "una hora dentro del camión" de la Policía con una temperatura de alrededor de 37 grados, contó uno de los trabajadores de Madygraf durante un móvil de C5N al ser liberado. Dentro del camión, a Ávila le bajó la presión, pero frenaron el vehículo y uno de los efectivos le compró una botella de agua.
"Estamos manifestando que queremos trabajo. No queremos otra cosa. Y que esa licitación sea para nosotros. Somos 150 familias esperando esa oportunidad de trabajar. Es lo que pedimos. Que salga a la luz la verdad de lo que pasó con esa licitación. Si hubo mano negra, queremos saber la verdad", remarcó el cooperativista Roberto Torres.
La protesta de Madygraf tiene que ver con una licitación del Ministerio de Educación de la Nación en la cual habían hecho la mejor oferta para producir cuadernillos escolares, a pesar de estar compitiendo con importantes empresas privadas como Boldt.
El Gobierno alegó que hubo errores en la entrega de la documentación y dejó la licitación sin efecto
Luego de once horas, los dos fotógrafos y los dos trabajadores de Madygraf detenidos durante el "cuadernazo" organizado por la cooperativa gráfica fueron liberados. Al salir, mostraron los numerosos golpes que recibieron durante la feroz represión de la Policía de la Ciudad.
Otro de los afectados por el feroz avance policial fue Lucas Martinez, movilero de El Destape radio, a quien le esguinzaron la mano luego de un bastonazo y le tiraron gas pimienta mientras filmaba cómo agredían a Ávila. Martinez relató el momento exacto de su detención, que también fue viralizado con un contundente video: "Estaba registrando la detención y en la imagen se ve claramente. Un policía de infantería, abiertamente me golpea la mano con la intención de que no registráramos. Ahí es donde me lesionan el dedo".
"Tuve que ir a la guardia, un esguince, fue algo leve por suerte", describió.