"Queremos una universidad pública, gratuita, laica e inclusiva"

Viernes, 31 de Agosto de 2018

  • dl46o6kw0aixwxw1
  • marcha2

Desde antes de las 17 comenzaron a concentrarse frente al Congreso las organizaciones estudiantiles, docentes, sociales y políticas para marchar hacia Plaza de Mayo en defensa de la universidad pública, en reclamo de mejoras salariales y presupuestarias. La movilización se dió con lluvia y en medio de una jornada crítica en materia  economica.

Miles de personas se concentraron en Plaza de Mayo convocados por CONADU, CONADU Histórica, FEDUN, UDA, FAGDUT y CTERA para exigirle al Gobierno de Cambiemos salarios dignos para los docentes, presupuesto para ciencia y educación de calidad y mejoras en la infraestrucutura.

Cuando la lluvia obligaba a abrir paraguas y banderas a los primeros llegados a la Marcha Federal el secretario general de UTE, Eduardo López, destacaba la amplia convocatoria de la comunidad educativa: "Todos los niveles educativos estamos acá apoyando a las universitarios para que quien habita en la Casa Rosada sepa que la prioridad de la comunidad educativa y de cada familia es la educación".

La convocatoria también alcanzó a gremios de distintos sectores que se acercaron a solidarizarse con los trabajadores de la educación y los estudiantes.

 

"Estamos acá a pesar del clima inclemente. Estamos reclamando porque la situación en la universidad es desastrosa al igual que en la ciencia", denunció un docente de la Facultad de Exactas de la UBA . "El ataque no sorprende, el ataque es a la ciencia y a la universidad, es a la producción de conocimiento", lamentó el docente integrante del Sindicato de Trabajadores Docentes de La UBA.

La movilización comenzó poco después de las 18 desde el Congreso hacia la Casa Rosada, donde el Gabinete presidencial continuaba asimilando el impacto de la nueva corrida del dólar, mientras que los docentes advertían que esa corrida también impactará sobre las investigaciones universitarias. "No a los gobiernos que ven como un gasto a la educación", se leía entre los cientos de carteles alzados en la plaza, en la Rosada el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, prometía más ajuste fiscal.

Los discursos coincidieron en el compromiso ante la multitud de continuar la lucha por defender el “poder adquisitivo” de los salarios frente a la inflación, como también por el presupuesto que garantice el funcionamiento de las 57 universidades públicas; en particular, las del Gran Buenos Aires (la mitad de sus alumnos son primera generación de universitarios, se subrayó). También reclamaron a los legisladores nacionales la defensa de los recursos para las universidades cuando se discuta desde el 15 de setiembre el Presupuesto 2019.

“Hoy hemos roto el techo indignante del 15 por ciento. Pero esto no se arregla con un poquito más del 15 por ciento. Vamos a seguir en la lucha para defender el poder adquisitivo de los compañeros docentes y no docentes. Vamos a seguir la pelea por el presupuesto, para que sigan abiertas las 57 universidades públicas del país”, recalcó el secretario general de la Federación de Docentes de las Universidades (Fedun), Daniel Ricci.

Su par de la Conadu, Carlos de Feo, al cerrar el acto, sostuvo la necesidad de “luchar en unidad” y dijo que la protesta de los docentes “va más allá de lo salarial”. “Queremos una universidad pública, gratuita, laica e inclusiva, capaz de formar para el desarrollo de nuestro país, cosa que a este Gobierno oligarca y vendepatria no le importa”.

Al pie del palco, en sillas de rueda, estuvo Nora Cortiñas, una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo; y arriba, entre los dirigentes, Sergio Maldonado, el hermano de Santiago, muerto el año pasado cuando participaba de una protesta mapuche.