La fórmula Fernández-Fernández

Lunes, 27 de Mayo de 2019

  • merlofoto

Alberto Fernández y Cristina Kirchner participaron de su primer acto político desde que anunciaron la fórmula que compartirán en las próximas elecciones , donde insistieron en la necesidad de un "pacto social" que permita el "reencuentro" de diversos sectores para afrontar la crisis generada por el gobierno de Mauricio Macri y arengaron a la militancia a salir "buscar y convencer a los demás argentinos, a los que creyeron y los defraudaron".

La inauguración del nuevo Parque Municipal Presidente Néstor Kirchner en Merlo fue el marco para el acto en el que se mostró por primera vez la fórmula Fernández-Fernández que reunió a casi todos los intendentes peronistas bonaerenses del Conurbano y del interior, a legisladores nacionales y provinciales, concejales, referentes territoriales, exfuncionarios, así como organizaciones, militantes, vecinos y familias.

El intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, fue el anfitrión del evento que preveía tener a los dos candidatos sentados, aunque cuando Cristina Kirchner tomó el micrófono la multitud presente le pidió que se pusiera de pie.

En su discurso, la ex presidenta agradeció en primer término el homenaje a Néstor Kirchner pero no se refirió al 25 de mayo de 2003 -"de ese quiero que les hable Alberto", dijo- sino al de 2010, Año del Bicentenario. "Ese 25 de mayo para mi fue perfecto porque no fueron solamente 200 años de historia, yo sentí en las calle de buenos aires cosas que no había sentido nunca. Tengo en la memoria que éramos nueve presidentes caminando entre millones de personas, sin ningún dispositivo de seguridad", destacó Cristina.

"En épocas de manos duras y gatillos fáciles, podemos decir que aquella era otra Argentina", sostuvo la ex jefa de Estado. "Los argentinos nos habíamos vuelto a reencontrar, porque fuimos capaces de contar la historia en las calles y ese desfile era como que éramos capaces de hablar de nuestros éxitos, nuestras victorias y viendo lo que nos pasó y por qué nos pasó", continuó.

Al respecto, señaló que en aquel momento "había trabajo, había educación, había futuro" y agregó: "Me sigo preguntando qué fue lo que nos pasó para este presente tan dramático que estamos viviendo".

"Se trata de eso, volver a recupoerar ese espíritu que nos animó a todos los argentinos y argentinas sin distinciones en el bicentenario. Siento no solamente que lo podemos hacer sino también que lo tenemos que hacer, yo me siento obligada", afirmó Cristina y agregó: "Creo en Dios, creo en mi país, en mi pueblo y estoy segura de que juntos, con Alberto, vamos a ayudar".

No obstante, aclaró que "tampoco esperen que dos dirigentes puedan hacer todo" e indicó que "el 'entre todos' también va a exigir que distintos dirigentes y espacios, políticos, sociales, económicos, empresarios, medios de comunicación y cada uno de los argentinos, podamos celebrar un reencuentro y también un contrato social que permita entender que no hay triunfos individuales si no es colectiva la realización de una sociedad".

A su turno, Fernández -que fue presentado por Menéndez como "el futuro presidente de todos los argentinos"- le agradeció a Cristina y le reconoció "la grandeza que ha tenido" de pedirle a él que se "haga cargo" y de acompañarlo en la fórmula. "No saben la alegría que tengo de haberme encontrado con mi amiga Cristina".

Fernández dijo que el 25 de Mayo es "especial" para él no sólo por la fecha patria sino porque es el día que llegó junto a Kirchner al Gobierno "para empezar a cambiar la historia" y "sacar a millones de argentinos del peor de los pozos, que es el pozo de la pobreza y la marginación". Y sostuvo que "si uno mira aquel país, los parecidos con hoy son muchos".

"A los cuatro millones de pobres que dejó Macri les vamos a tender la mano porque para eso hacemos política, no lo duden", aseguró el candidato presidencial y agregó: "Que en el siglo XXI los argentinos tengamos que soportar que cuatro de cada diez argentinos estén soportando la pobreza, la miseria, es algo que no nos podemos perdonar y que no vamos a permitir".

En este sentido, arengó: "Los que están acá son los que están convencidos de que somos una salida a este momento gris de la Argentina, pero les pido que vayan a buscar y convencer a los demás argentinos, a los que creyeron y los defraudaron".

Respecto del complejo panorama económico del país, el ex jefe de Gabinete indicó: "Seguro que no es fácil resolverlo pero lo vamos a hacer como lo hicimos con Néstor. Vamos a ir todos, ayudándonos para sacar del pozo a esos argentino y hacer un país mejor".

"Yo tengo una ventaja: que cuando tuvimos qu enfrentar cada uno de esos problemas y había que ir a discutir con el FMI en el despacho de al lado yo tenía un tipo que sabía lo que había que hacer y me daba las instrucciones. Se llamaba Néstor Kirchner y de él aprendí", apuntó Fernández, ante los aplausos del público.
Y remarcó: "Yo estuve en ese laberinto y supe como salir del laberinto y vamos a volver a salir, trabajando todos codo a codo, acá nadie sobra, todos hacen falta".

Al acto asistieron el diputado nacional y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, el líder del Sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, entre otros dirigentes y ex ministros del gobierno de Néstor Kichner.