La "compensación" por devaluación a las energéticas las pagará el estado

Miércoles, 10 de Octubre de 2018

  • 20180928000023345346050body1

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio adelantó hoy a los senadores que el Gobierno da marcha atrás con la polémica resolución que disponía un aumento adicional en las tarifas de gas.

"Vamos a tratar de conversar una medida que alivie", indicó el ministro a la prensa al salir de ese encuentro con los jefes de bloque, y al ser consultado sobre la propuesta de la UCR, de que el 50% del aumento previsto fuera absorbido por las empresas productoras de gas y el resto por el Gobierno, Frigerio respondió: "Estamos trabajando en eso".

 El funcionario subió al segundo piso del Senado para reunirse con senadores y diputados nacionales del oficialismo en la oficina del interbloque de Cambiemos, donde les transmitió detalles de la decisión que adoptará el Ejecutivo.

Fuentes oficiales de la bancada de Cambiemos indicaron que en ese encuentro el funcionario les informó que el Gobierno pagará el monto de ese incremento tarifario (que ronda los 20.000 millones de pesos) en 30 cuotas, a partir de octubre de 2019.

Pero el anuncio no logró silenciar reclamos.

La senadora del Frente para la Victoria Cristina Kirchner adelantó que su bloque no acompañará el proyecto de comunicación para dejar sin efecto el aumento del gas, porque con esa iniciativa el Estado "se va a hacer cargo con recursos públicos de pagar esto, y no es justo".

Rossi, por su lado, celebró que Macri "reculó" con la medida, aunque advirtió: "Lo que no cambia es su fin: favorecer a los grandes haciendo que el Estado les pague. Entonces, el #tarifazo sigue y es a costa de nuestros bolsillos. Frenemos esto y el #PresupuestoDelAjuste".

El martes, y ante la polémica generada dentro del oficialismo, Frigerio había anticipado que el Gobierno estaba "dispuesto a tratar de encontrar una solución al aumento de gas", aunque aclaró que eso debe ser "en el marco del Presupuesto" que apunta a lograr el déficit cero en el 2019.

"Es una medida que entra en vigencia el 1° de enero, con lo cual tenemos tiempo para tratar de encontrar una salida que no repercuta en un bolsillo ya castigado de la gente", sostuvo en ese momento el funcionario nacional, con lo que había anticipado la posibilidad de dejarlo sin efecto.