El senado votó la continuidad del aborto clandestino

Jueves, 9 de Agosto de 2018

  • 5b6c31a31104a750x4211
  • 5b6c31a33bb65750x4211

El radicalismo fue el bloque que, proporcionalmente, más votos sumó al rechazo: 9 sobre 12. El PRO aportó otros 5 en contra y 4 a favor. Cambiemos(en su conjunto) sumó 17 votos en contra y sólo 8 a favor. El Interbloque Argentina Federal, que conduce Pichetto, acumuló 12 votos a favor, 11 en contra y una abstención, del santafesino Omar Perotti. El Frente para la Victoria-PJ fue el que más votos sumó a favor: 8 sobre 9, incluida la ex presidenta Cristina Fernández. La única que votó en contra fue la rionegrina Silvina García Larraburu, que se dio vuelta en los últimos días. El Interbloque Federal aportó 3 votos en contra, 1 a favor y una abstención, de la neuquina Lucila Crexell. El resto de los bloques se inclinaron mayoritariamente por el rechazo. La excepción fueron Solanas y Magdalena Odarda, impulsores de la legalización.

El Senado nacional en una sesión de 14 horas rechazó legislar a favor del aborto seguro, legal y gratuito y así ampliar derechos demandados por la mayor parte de la sociedad.Con argumentos que desconocieron la problemática real y el reclamo mayoritario rechazaron el proyecto (que contaba con media sanción en Diputados) por 38 votos contra 31 y dos abstenciones.

La sesión contó con 60 oradores, las figuras destacadas de la Cámara Alta hablaron entrada la madrugada del jueves. Allí fue el turno de Cristina Fernández de Kirchner, Miguel Ángel Pichetto y el jefe del interbloque Cambiemos Luis Naidenoff.“No hay dos vidas, tres vidas, hay una sola vida y hay que defenderla siempre”, aseguró CFK pasada la 1 de la mañana, luego de recordar medidas de su gestión como la AUH o leyes como el matrimonio igualitario, la de identidad de género o la de educación sexual integral. La ex presidenta explicó que su cambio de postura respecto del aborto se debió “a las miles y miles de chicas que se volcaron a la calle y verlas abordar la cuestión feminista”.Pichetto , jefe de la bancada justicialista, fundamentó su voto a favor remarcando la separación entre la religión y el Estado. “El siglo XXI es el siglo de la mujer. Y el que no comprenda esto va a quedar afuera de la historia. La religión no puede imponerle al conjunto del país las normas que son de naturaleza civil de un Estado laico”,y le reprochó al Presidente no haberse puesto al frente del debate.

El argumento del senador Urtubey tuvo un momento polémico que criticaron propios y extraños, cuando dijo: “Hay algunos casos en que la violación no tiene esa configuración clásica de la violencia sobre la mujer, sino que a veces la violación es un acto no voluntario con una persona que tiene una inferioridad absoluta de poder frente al abusador, por ejemplo en el abuso intrafamiliar, donde no se puede hablar de violencia, pero tampoco de consentimiento, sino de una subordinación”. Finalmente, debió aclarar: “Afirmé que toda forma de violación debe ser considerada un caso de aborto no punible. De ningún modo quise acotar el concepto de violación ni negar que lleva violencia. La idea es ser aún más duro en condenar la violación en todas sus formas”, dijo.entó su voto a favor remarcando la separación entre la religión y el Estado. “El siglo XXI es el siglo de la mujer. Y el que no comprenda esto va a quedar afuera de la historia. La religión no puede imponerle al conjunto del país las normas que son de naturaleza civil de un Estado laico”,y le reprochó al Presidente no haberse puesto al frente del debate.

El clima en la calle pese a conocerse desde temprano cómo sería el final, era de esperanzadora movilización porque las mujeres hemos sabido sabido subir a lo mas alto la pnderación de nuestros derechos.

“Más temprano que tarde, en un día más luminoso que este día gris y de lluvia, las mujeres van a tener la respuesta que necesitan”.Fue la frase final de Pichetto que vale tener en cuenta.