El peritaje de los móviles de D'Alessio

Viernes, 22 de Febrero de 2019

  • dalessio-stornelli-696x392

Mientras muchos bregan por la incompetencia del magistrado en la causa, el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla consiguió abrir todos los aparatos tecnológicos secuestrados durante los allanamientos a Marcelo D’Alessio, acusado de haber extorsionado a un productor agropecuario pidiéndole dinero en nombre del fiscal Carlos Stornelli, para beneficiarlo en la causa de las fotocopias de los cuadernos.

El peritaje técnico se realizó en la Capital Federal con la presencia de un perito informático de la Corte Suprema, cuatro de la Procuración General de la Nación, el fiscal de la causa, Juan Pablo Curi, un experto del imputado y el propio D’Alessio, quien fue especialmente trasladado para tal peritaje.
Los técnicos informáticos habían manifestado su imposibilidad de abrir un teléfono Iphone, ante lo cual el juez emitió una resolución para obtener los elementos que permitían destrabar los mecanismos de seguridad: una huella digital y el reconocimiento de rostro del propio D’Alessio. El acusado, quien en un principio se había mostrado renuente al análisis de su teléfono por supuestas razones de “seguridad nacional”, finalmente aceptó voluntariamente que se le tomara la huella y una captura de imagen de su cara para acceder al contenido del aparato.
El juez recuperó información que empezó a analizar y ordenó nuevas medidas de prueba. Por eso el abogado Fogar fue por la tarde a presentar un habeas corpus con la esperanza de que el juez Mariano Iturralde mande a frenar todo. Planteó que llevaron al imputado para ser objeto de una pericia sin haberlo notificado a él, que es su defensor, de esa situación y que esto agrava las condiciones de detención de D’Alessio. A última hora, agentes del juzgado y la fiscalía seguían analizando datos. Se están peritando también computadoras y cotejando si las capturas de pantalla que D’Alessio le mandaba a Etchebest para mostrarle su vínculo con Stornelli son montajes o son reales.
La causa tiene formalmente tres imputados. Después de que estallara la denuncia del productor agropecuario Pedro Etchebest, se presentaron voluntariamente el abogado Rodrigo González y el financista Leonardo Fariña, con intenciones de declarar. El juez Ramos Padilla les explicó que no podían declarar como testigos, ante lo cual los dos se asumieron como imputados y depusieron en una suerte de declaración espontánea.
El análisis de los celulares y las computadoras secuestradas en la casa de D’Alessio permitirá determinar si la relación que decía tener con Stornelli es real y si hay alguna prueba que vincule al fiscal con el pedido de dinero a su nombre que recibió el productor agropecuario Pedro Etchebest, el denunciante.