Documento consensuado con disidencias

Domingo, 2 de Diciembre de 2018

  • 15435745720750681543595675noticianormal1

Aunque nadie se animaba a pronosticarlo finalmente la Cumbre de representantes del poder mundial tuvo su documento de cierre en Buenos Aires. "Construyendo consenso para un desarrollo justo y sostenible" es el título del texto. Con puntos álgidos, con manifiestas disidencias y sin expresar rechazo al proteccionismo.

Los ejes más calientes del documento final eran justamente los temas que enfrentan a Trump con la mayoría de la comunidad internacional: su política económica proteccionista -incluida la guerra de aranceles que comenzó contra China a mediados de año-, su decisión de abandonar el Acuerdo de París que firmaron 195 países para luchar contra el cambio climático y su negativa a adherir a reglas globales de migración.
El documento final de la cumbre del G20 en Buenos Aires, que tiene 31 puntos, estableció que la OMC (Organización de libre Comercio) debe ser reformada porque el actual sistema global de comercio “no está llegando a cumplir sus objetivos y hay espacio para que sea mejorado”.
El texto no entra en detalles sobre qué reglas deben ser reformadas en la OMC, otro punto en el que Trump y el resto de las potencias difieren -con China a la cabeza-, ni hace una defensa explícita al libre comercio y un rechazo al proteccionismo, dos principios que estuvieron presentes en los documentos finales de las anteriores cumbres del G20. “Por eso, apoyamos la necesaria reforma de la OMC para mejorar su funcionamiento. Revisaremos el progreso hecho en nuestra próxima cumbre”, expresa el documento
En cuanto al cambio climático, a diferencia de lo que sucedió en la cumbre pasada en la ciudad alemana de Hamburgo cuando Trump fue excluido y no hubo un acuerdo unánime, el documento final de Buenos Aires sí incluye la posición disidente de Estados Unidos y acepta la división interna dentro del grupo de potencias.
El documento incluye la posición del gobierno de Trump: “Estados Unidos reitera su decisión de retirarse del Acuerdo de París y reafirma su fuerte compromiso con el crecimiento económico y el acceso a la energía y la seguridad, utilizando todas las fuentes de energía y tecnologías mientras protege el medio ambiente” mientras el resto de los líderes reafirman que el Acuerdo de París es irreversible y se comprometen a toda su implementación, y reflexionan sobre las responsabilidades comunes y las capacidades respectivas
Otro de los temas que crearon tensión con Trump y otros líderes del G20 es la migración, una cuestión sensible en Europa tras el cierre de sus fronteras internas y externas en 2015 y en Estados Unidos por la política restrictiva del actual gobierno. “Grandes movimientos de refugiados son una preocupación global con consecuencias humanitarias, políticas, sociales y económicas. Hacemos énfasis en la importancia de las acciones compartidas para enfrentar las causas de raíz de los desplazamientos y responder a las crecientes necesidades humanitarias”, concluyó el documento, sin mencionar el Pacto sobre Migración de la ONU que se firmará el próximo 10 y 11 diciembre en Marruecos y al que varios gobiernos ya anunciaron que no adherirán .
Momentos tensos de la Cumbre: la guerra de aranceles que Trump lanzó contra China este año, los cruces verbales entre Washington y Moscú tras la última escalada militar en Ucrania y la sospecha que pesa sobre el príncipe heredero de Arabia Saudita por el asesinato de un periodista.
En Buenos Aires quedó sellado un documento final único y consensuado pero que no logró superar las diferencias abiertas por Trump.