Impulsado desde afuera

Jueves, 24 de Enero de 2019

  • 0904096747161

El Gobierno estadounidense de Trump impulsa la instauración de un estado paralelo en Venezuela y lograr destituir al presidente Nicolás Maduro ,legítimamente electo. Juan Gauidó, líder de la Asamblea General, fue reconocido por Trump y la OEA como 2presidente encargado". Maduro rompió las relaciones diplomáticas con EEUU.

“Como Jefe de Estado y de Gobierno he decidido romper las relaciones diplomáticas con el gobierno de los Estados Unidos ¡Aquí hay dignidad! Les doy 72 horas para que abandonen el país”, dijo Maduro. Desde el Palacio de Miraflores.expresó que “este intento de golpe de Estado que se pretende desencadenar en el país es la mayor insensatez del imperialismo, la oligarquía venezolana y sus lacayos”.
Luego repudió la “gravísima irresponsabilidad” e “insensatez de la política extremista del gobierno de Trump contra Venezuela” al “tratar de imponer un gobierno por vías extraconstitucionales”.
En el último pasaje de su discurso, aseveró que “Venezuela tiene derecho a auto gobernarse de manera libre e independiente”, e instó a sus compatriotas a “defender el derecho a la paz”.
“¡No a la guarimba, no al golpismo! Otra vez vamos a vencer con la verdad, con la Constitución”, sentenció.

Guaidó se autoproclamó presidente interino de Venezuela ante su base social movilizada en Caracas y con el respaldo del Grupo de Lima.
En seguida Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, anunció vía twitter que reconocía a Guaidó como legítimo presidente.
El vicepresidente norteamericano, Mike Pence, había grabado un video llamando a la movilización de este 23 y dando la bendición a Guaidó. Marco Rubio, diputado republicano, en cruzada contra Cuba y Venezuela, había por su parte mandado un tuit con amenazas a Nicolás Maduro: "No empieces una pelea con alguien que ha demostrado que tomará acciones más allá de lo que nadie pensó posible".
Factores inmediatos determinantes que sumados a la crisis económica venezolana desembocan en este ya declarado Golpe de Estado.
Ya la Asamblea Nacional ha enviado a la Organización de Estados Americanos como representante del "nuevo gobierno", y se espera nuevas medidas de acción en pos del reconocimiento a Guaidó.
La derecha recuperó poder de movilización que tiene amplia visibilización internacional y las acciones violentas que se llevan a cabo desde el lunes y que dejaron al menos cinco muertos preparan un terreno mas que riesgoso.
Aunque resulta a las claras una “gestión” pensada e impulsada como para que se desate una guerra civil en Venezuela. Una compulsa de poder que no solo involucra a los venezolanos.

 Hay varios proyectos destituyentes en curso, algunos apuestan a la sublevación de sectores de las Fuerzas Armadas y otros a la presión externa. En todo caso, se están creando "las condiciones para que se desencadene un conflicto interno que agravará la crisis y podría conducir a una guerra civil con participación internacional, o en el mejor de los casos, a una negociación, impuesta desde afuera, amenazando la integridad territorial y la soberanía nacional", denuncia la Plataforma Ciudadana desde Caracas.