El Otkrytie Arena de Moscú, único estadio que no fue financiado por el gobierno ruso

Miércoles, 6 de Junio de 2018

  • spartak11

El Otkrytie Arena es el único de los doce estadios mundialistas en donde el gobierno ruso no tuvo que desembolsar dinero alguno, ya que su construcción la financió el multimillonario Leonid Fedun, presidente del Spartak de Moscú, club dueño de este escenario.

Cuando reciba a las diversas selecciones, entre ellas a ocho de diferentes países durante los partidos de la ronda de grupos, tendrá menos de cuatro años de haberse inaugurado; su fecha de apertura oficial fue el 5 de septiembre del 2014.

Pertenece al equipo de fútbol Spartak de Moscú y su construcción se realizó en el terreno donde antes se localizaba el aeródromo de Tushino.

Desde el 2014, cerca del terreno de juego y junto a la tribuna B del estadio, se halla un monumento en homenaje a los cuatro hermanos Starostin, fundadores y jugadores del Spartak, y en las afueras de este escenario fue inaugurada una escultura del gladiador Espartaco, símbolo del club, que tiene una altura de 24,5 metros (incluido su pedestal).

Sede: Moscú

Nombre del escenario: estadio Otkrytie Arena o estadio del Spartak

Capacidad actual: 45.000 espectadores

Año de construcción: entre 2010 y 2014

Dimensiones de la cancha: 105 m x 68 m

Localización: Tushino

Categoría del estadio, según la UEFA: 4 (la máxima que existe)

Partidos en el Mundial: cuatro por la fase de grupos (Argentina vs. Islandia, 16 de junio, grupo D; Polonia vs. Senegal, 19 de junio, grupo H; Bélgica vs. Túnez, 23 de junio, grupo G; y Serbia vs. Brasil, 27 de junio, grupo E); y uno por octavos de final (3 de julio). Cinco en total.

Su fachada está recubierta de una cota o armadura de malla integrada por placas pequeñas en forma de diamante, que representan el logotipo del Spartak, y puede cambiar de color dependiendo de la ocasión. Por ejemplo, cuando juega el equipo dueño del escenario, este se torna rojo con blanco.

Acontecimientos relevantes: fue sede de cuatro partidos de la Copa Confederaciones de la FIFA en el 2017.