El estadio Olímpico Fisht vuelve a ser sede de un evento futbolístico

Sábado, 9 de Junio de 2018

  • fisht11
  • fisht31

El estadio Olímpico Fisht fue construido para celebrar las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos de Invierno del 2014.

Irónicamente, a la luz de los posteriores escándalos de dopaje, la delegación rusa había entrado ese año al escenario al compás de una canción titulada: “No nos atraparán”.

Desde entonces, el recinto ha estado mayormente inutilizado, salvo por partidos amistosos ocasionales, una final de la Copa de Rusia y la Copa Confederaciones del año pasado.

El club local de fútbol, FC Sochi, se retiró de la liga rusa al final de la campaña 2016-2017, aunque funcionarios tienen esperanzas de conseguir un equipo de reemplazo para que el estadio no caiga en el abandono.

Está situado en el parque Olímpico del valle Imeretin de Sochi y fue reconstruido para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018. Además se encuentra cerca del circuito de Fórmula 1 de Sochi.

En marzo del 2017 el estadio obtuvo el pasaporte de seguridad que contiene la descripción de todas las vías de evacuación, sistemas antiincendios y planes de contingencia en situaciones de emergencia.

Durante los juegos del Mundial 2018 funcionarán 2.000 cámaras, mientras que unos 600 efectivos del ministerio ruso de situaciones de emergencia serán destinados para vigilar el orden público alrededor del escenario.

Sede: Sochi

Nombre del escenario: estadio Olímpico Fisht

Capacidad actual: 48.000 espectadores

Año de construcción: entre 2008 y 2013

Dimensiones de la cancha: 105 m x 68 m

Localización: parque Olímpico, distrito de Adler

Categoría del estadio, según la UEFA: 4 (la máxima que existe)

Partidos en el Mundial: cuatro por la fase de grupos (Portugal vs. España, 15 de junio, grupo B; Bélgica vs. Panamá, 18 de junio, grupo G; Alemania vs. Suecia, 23 de junio, grupo F; y Australia vs. Perú, 26 de junio, grupo C); uno por octavos de final (30 de junio); y uno por cuartos de final (7 de julio). Seis en total.

Originalmente este estadio llevaba el nombre del monte Fisht, una montaña de la cordillera del Cáucaso. La silueta del edificio, obra de arquitectos británicos, recuerda el pico montañoso cubierto de nieve, y fue diseñado sobre la base de una concha de mar para recordar la gloria del arte Fabergé. Las paredes y el techo del estadio son de una superficie de vidrio continuo que refleja la luz solar frente al mar durante el día. El cuenco se abre hacia el norte, lo que permite una visión directa de las montañas de Krásnaya Poliana, y la apertura de la cubierta superior es hacia el sur, por lo que se puede observar el mar Negro.

Acontecimientos relevantes: fue sede de los Juegos Olímpicos de Invierno en el 2014, y de cuatro partidos de la Copa FIFA Confederaciones en el 2017.